Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 pasos para entrar en una de las mejores universidades de Estados Unidos

10 pasos para entrar en una de las mejores universidades de Estados Unidos

La universidad sirve para conocernos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, y para determinar el tipo de persona que queremos ser. Durante la etapa universitaria, no solo adquirirás la educación y las destrezas necesarias para desarrollar una carrera profesional, sino que también te convertirás en una persona formada y bien preparada.

 

Si vas a una universidad de los Estados Unidos, podrás beneficiarte de un sistema educativo muy completo (y muy riguroso), y también tendrás la oportunidad de conocer y experimentar una parte del mundo que puede ser muy diferente de tu entorno habitual.

 

El proceso para solicitar admisión en una universidad de los Estados Unidos es bastante sencillo, pero a veces puede ser un poco complicado saber por dónde empezar y en qué centrarse. Hemos elaborado una guía de diez pasos para ayudarte a entrar en una de las mejores universidades de Estados Unidos. ¡Buena suerte!

 

  1. Piensa en la universidad de tus sueños

 

En Estados Unidos hay infinidad de buenas universidades, incluidas las prestigiosas universidades de Harvard, Columbia, Stanford, Princeton y Yale, así que no te será difícil encontrar una adecuada en función de tus objetivos y de tus preferencias en cuanto a ubicación y tipo de estudios.

 

Algunas ofrecen esa experiencia universitaria que tanto te atrae cuando la ves en las películas —prestigiosas universidades con campus enormes, como Harvard y Princeton—, otras ofrecen un ambiente de comunidad más pequeña y unida, como el Amherst College de Massachusetts.

 

  1. Haz tus deberes (y asegura tus opciones)

 

Todos los futuros estudiantes universitarios tienen en mente la universidad de sus sueños, pero como se suele decir, ¡depende de ti que se cumplan tus sueños! Ahora es el momento de empezar a investigar. Probablemente ya hayas pensado en algunas universidades que se ajusten a tus objetivos personales y profesionales, ahora es el momento de ver cuáles son realmente las adecuadas.

 

Recuerda, es posible que no logres entrar en tu primera elección o que otra que hayas considerado no te ofrezca lo que inicialmente habías pensado. Así que asegúrate de tener unas cuantas opciones en mente.

 

  1. Busca un mentor

 

Una vez que hayas reducido el número de universidades en las que te gustaría estudiar, busca a alguien que tenga experiencia en los procesos de admisión de las universidades de los Estados Unidos. Busca algo de tiempo para reunirte y hablar con esa persona. Podría servir alguien que haya asistido a esa universidad que te interesa o alguien que conozca y tenga éxito el campo que has elegido.

 

  1. Trabaja en tus actividades extracurriculares

 

Aunque estudiar y sacar buenas notas es muy importante, una parte clave de la experiencia universitaria estadounidense son las cosas que haces fuera de clase. Las escuelas buscan estudiantes apasionados, curiosos, con visión de futuro e incluso altruistas.

 

Las actividades extracurriculares te permitirán demostrar que eres ese tipo de persona bien preparada que demandan las universidades. Ya sea un deporte que te apasiona, un instrumento musical que dominas, o los fines de semana que pasas haciendo voluntariado en tu comunidad, es crucial que destaques en tu solicitud tus intereses fuera de aula.

 

  1. Estudia los requisitos

Ya tienes una lista de universidades que te interesan y te has hecho una idea de la importancia de las actividades extracurriculares. ¡Perfecto! Lo siguiente que tienes que hacer es ponerte en contacto con la oficina de admisiones de cada escuela y saber más sobre su proceso de admisión y lo que te pedirán.

 

Los institutos de educación superior de los Estados Unidos regulan sus propios requisitos de admisión. Algunos pueden exigir un ensayo o examen específico y otros pueden tener implantados procesos de entrevistas más formales.

 

  1. Reúne la documentación

Además de los exámenes de admisión, la oficina de admisiones de la universidad elegida te pedirá algunos documentos importantes. Querrán revisar las calificaciones que hayas obtenido en tus estudios de secundaria. Tendrás que pedir a tu escuela de secundaria que envíe tus calificaciones a la universidad para la que estás solicitando admisión. También analizan los resultados obtenidos en el examen estandarizado de secundaria de tu país. Puedes leer más sobre otros requisitos aquí.

 

  1. Refresca tu inglés (y haz el examen adecuado)

Para poder estudiar en una universidad de los Estados Unidos, debes tener cierto nivel de inglés. Eso garantiza que sacarás el máximo provecho de tus estudios y te ayudará a seguir el programa de estudios. ¿No sabes con seguridad cuál es tu nivel? Haz el EF Standardized English Test, rápido y gratuito. ¿Crees que necesitas reforzar tus conocimientos? Considera la posibilidad de hacer con nosotros un programa de inglés orientado a la preparación para la universidad.

 

El siguiente paso es hacer un examen de inglés que te certifique. Como regla general, el examen que más se suele pedir para acceder a una universidad estadounidense es el TOEFL (Test of English as a Foreign Language). Las universidades canadienses suelen pedir el IELTS (International English Language Testing System). Aunque la mayoría de las universidades aceptarían cualquier puntuación de cualquiera de los dos exámenes, es importante asegurarse cuál de los dos exigen.

 

Si crees que tienes la preparación necesaria para hacer el examen, puedes hacerlo en un centro de exámenes de tu país. Habla con el centro de orientación de tu escuela para obtener más información.

 

  1. Envía las solicitudes

Una vez que conozcas bien todos los requisitos, hayas hecho tus exámenes, y hayas solicitado un formulario de solicitud, es el momento de rellenarlo y enviarlo. Ten en cuenta que deberás pagar una cuota no reembolsable por cada solicitud que envíes. Estas cuotas oscilan entre los 35 y los 100 dólares estadounidenses, y hay que pagarlas independientemente de que la universidad te admita o no.

 

  1. Empieza pronto

Ten en cuenta los retrasos que se puedan producir durante el proceso de solicitud. Averigua las fechas límites y envía tus solicitudes con la suficiente antelación. Sería una pena que pierdas la oportunidad porque el correo vaya con retraso esa semana.

 

  1. Visados y otros documentos

Necesitarás un visado de estudiante para estudiar en una universidad estadounidense, así que nunca es demasiado pronto para iniciar los trámites. Dado que toda tu documentación ya estará en la oficina de admisiones de la universidad que hayas elegido, no debería ser muy complicado enviar la información para el visado. Este es también el momento perfecto para obtener información sobre las opciones de seguros médicos para tu estancia en el extranjero. Aunque es posible que no necesites tener seguro médico para obtener tu visado de estudiante, alguna universidad podría exigirlo, así que no lo descuides. Puede que el seguro médico que tienes en tu país ofrezca una buena cobertura para estancias en el extranjero, aunque quizás sea conveniente que estudies otras opciones.

Prepárate para estudiar en los Estados Unidos con nosotrosMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Vida Estudiantil