GO Blog | EF Blog Spain
Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
MenuCatálogo gratis

Cómo estudiar un año en los Estados Unidos

Cómo estudiar un año en los Estados Unidos

No hay un momento perfecto para lanzarse a una primera aventura en el extranjero, y no existe el lugar perfecto, todo depende de ti y de lo que más te interese. Puede que desees adquirir algo de experiencia laboral antes de ir a la universidad, interrumpir tu carrera para hacer un voluntariado o embarcarte en una aventura de un Gap Year en Estados Unidos. Las posibilidades son infinitas, y también los beneficios.

Hemos elaborado esta guía rápida para pasar un Gap Year en los Estados Unidos, y esperamos que te ayude a descubrir nuevas culturas, conocer amigos para toda la vida y volver a tu casa con una visión del mundo más amplia. No encontrarás plazos de tiempo en nuestra guía, porque no hay una respuesta correcta con respecto a como debes organizar tu tiempo durante tu estancia en el extranjero.

¿Por qué estudiar en los EE.UU. un año?

Los Estados Unidos es el país favorito para pasar una temporada estudiando en el extranjero y ¿quién puede culparles? Es un país tan vasto y variado que tiene todo lo que un amante de los viajes pueda desear. Montañas nevadas y enormes parques nacionales, ciudades que nunca duermen y playas que no querrás abandonar, la frondosa y encantadora Nueva Inglaterra en el noroeste del país y el paraíso tropical de Hawái en medio del Pacífico, al hacer un Gap Year en Estados Unidos lo tienes todo.

Un viaje de carretera

Al estudiar un año en Estados Unidos podrás tirar una mochila en la parte trasera de una autocaravana o de la típica camioneta y salir a carretera abierta ha sido el argumento principal de muchas películas a lo largo del tiempo y es fácil ver por qué, los Estados Unidos son perfectos para hacer viajes de carretera. La Pacific Coast Highway es una ruta famosa que serpentea a lo largo de los acantilados de la costa de California, recorriendo los mejores lugares de cultura playera. Haz paradas (para hacer surf) en Santa Bárbara y en las comunidades rurales del Big Sur y asegúrate de dejar tiempo suficiente para conocer las glamurosas ciudades de Los Ángeles, San Diego y San Francisco.

Mientras que la Pacific Coast Highway te lleva a través de una versión soleada y de ensueño de los Estados Unidos, la Going-to-the-Sun Road recorre las escarpadas montañas interiores. Abarca el Parque Nacional de los Glaciares, en Montana, y la carretera es intransitable en invierno, pero durante la primavera y el verano muestra los paisajes más impresionantes de Estados Unidos, con lagos, cascadas y glaciares.

Si quieres algo de más recorrido, vete por la famosa Ruta 66, que va desde Chicago a Santa Mónica. Aunque puede que el viaje más extremo sea un viaje de costa a costa, empezando en San Francisco, acabando en Nueva York y pasando por los parques nacionales de Yosemite y el Gran Cañón, las Vegas y Nueva Orleans, el emblemático y típico estadounidense estado de Texas, y la capital del país, Washington, D. C. Para obtener más ideas para hacer viajes de carretera, consulta nuestro artículo sobre los 3 típicos viajes de carretera por los Estados Unidos.

El sabor de la vida urbana

Nueva York, Los Ángeles, San Diego, Chicago, Miami, la lista de ciudades estadounidenses famosas parece interminable, así que ¿por qué no llamar hogar a una de ellas (o más de una)?

Esto no implica que tengas que estar en constante movimiento, te puedes quedar en un lugar por un largo período de tiempo y sumergirte totalmente en la vida urbana estadounidense. Dominar el idioma inglés, conocer el paso del invierno a la primavera en Nueva York, o ser un habitual de los mejores restaurantes latinos de Miami; vivir más tiempo en una ciudad te permite ir más allá de la mirada turística y convertirte en un habitante más.

Muchas de estas ciudades son núcleos de todo tipo de industrias, es perfecto si lo que estás buscando es cumplir objetivos profesionales. Puedes hacer prácticas en el campo relacionado con tus estudios o tomarte un par de meses para saber si un sector es el más adecuado para ti antes de ir a la universidad o iniciar otros estudios.

Año en Estados Unidos de voluntariado en la naturaleza

El voluntariado es una de las actividades más populares, no solo queda genial en tu CV, sino que también puede ser muy gratificante. Si, por ejemplo, eliges trabajar en alguno de los 59 parques nacionales de los Estados Unidos, conocerás de primera mano paisajes espectaculares.

Puedes hacer seguimientos de volcanes activos en Hawái y adquirir experiencia práctica en el campo de la investigación científica, o puedes hacer el voluntariado en Florida ayudando a proteger diversos conjuntos de ecosistemas marinos. En el Parque Nacional de los Everglades, el área subtropical más grande de los Estados Unidos, puedes contribuir a la restauración ecológica y vivir cerca de Miami. El noventa y cinco por ciento del Parque Nacional Biscayne es agua y se necesitan voluntarios para ayudar a preservar los bosques de manglares, arrecifes de coral y los hábitats de especies en peligro de extinción.

Lejos del estado del sol, el Parque Nacional de las Montañas Rocosas y Yellowstone son otros dos espectaculares parques en los que puedes hacer voluntariado. Si te apetece una aventura realmente salvaje, Alaska tiene paisajes que te asombrarán para el resto de tu vida. Allí están siete de los diez parques nacionales más grandes de los Estados Unidos. El parque Wrangell-St. Elias, de más de 5 millones de hectáreas –una superficie mayor que la de Suiza–, es el más grande de Estados Unidos, tiene cadenas montañosas, terrenos volcánicos, glaciares y una variada vida salvaje. Encontrarás todo tipo de trabajos de protección de la naturaleza en Alaska, especialmente en el parque nacional Denali –que es otra gran extensión que tiene como principal atracción el Monte McKinley– y en parque Katmai, hogar de más de 2000 osos pardos.

Trabajos de temporada

Trabajar en la protección de la naturaleza es una actividad excelente, pero es difícil encontrar trabajo pagado. Por suerte, hay muchos puestos de trabajo estacionales en una amplia gama de sectores y, como habrá un montón de personas afines a ti trabajando contigo, habrá mucha diversión. Durante el invierno, las estaciones de esquí de Colorado y Utah están siempre buscando instructores de esquí y personal para otras tareas.

Durante el verano, vete a la costa este y haz que tu oficina sea el océano haciéndote instructor de surf. Los campamentos de verano son tan estadounidenses como la Coca-Cola y el pollo frito, y mucha gente opta por trabajar durante su estancia en el extranjero. Puedes estar al cargo de cualquier cosa; deportes acuáticos, fútbol o clases de teatro. Si lo que buscas es algo estadounidense por excelencia, ¿por qué no trabajas en un rancho de Texas o en una granja en el Medio Oeste?

Hay sitios Web, como Workaway, que ofrecen lugares para alojarse y comer a cambio de trabajo. Es una gran manera de conocer a otros viajeros y probar trabajos que no habías considerado anteriormente. Independientemente de que trabajes en un gran espacio al aire libre, en un hotel urbano o en una empresa en una pequeño pueblo, podrás descubrir la esencia de Estados Unidos.

Puede que el mayor obstáculo que se interponga en tu camino sea conseguir un permiso para trabajar en los Estados Unidos, así que asegúrate de planificarlo con antelación. Conseguir uno dependerá de en qué zona vivas, qué tipo de trabajo desees hacer y de si eres o no estudiante. Todos los visados para trabajadores temporales exigen que el empleador haga una solicitud al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS). Solo podrás solicitar un visado una vez que esté aprobada. Para obtener más información sobre el proceso de obtención de visados puedes ponerte en contacto con la embajada estadounidense de tu país.

Vive tu año en Estados Unidos con EFMás información
Recibe lo último en viajes, ,idiomas y cultura internacional directamente en tu e-mail.Suscríbete

Aprende hasta 12 idiomas en más de 50 destinos internacionales

Ver más