Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

¿Has dejado los estudios universitarios? Cómo aprovechar esta oportunidad para averiguar tu futuro

¿Has dejado los estudios universitarios? Cómo aprovechar esta oportunidad para averiguar tu futuro

Por la razón que sea, has dejado los estudios universitarios antes de lo que esperabas. Puede que sientas miedo, pero dejar los estudios no es motivo para darse por vencido, es una oportunidad para averiguar cuál será tu futuro, un futuro más en concordancia con lo que esperas de la vida. A continuación te damos una serie de ideas sobre que hacer si dejas la universidad:

Planifica tu primer movimiento

Puede que lo primero que necesites tras dejar los estudios sea volver a casa. Pero no te acomodes demasiado en las antiguas rutinas, tómatelo como un lugar cómodo y temporal en el que decidir el siguiente paso. No es necesario que planifiques ya toda tu vida, pero dedica al menos algo de tiempo a averiguar qué viene a continuación, ya sea un viaje o un período de prácticas.

Reserva un vuelo y vete a vivir al extranjero

Una de las mejores maneras de averiguar tu futuro es ponerte a prueba y pasar una temporada en otro país. Se sabe que vivir en el extranjero, y la adaptación que conlleva a otro estilo de vida para tratar de encajar en un nuevo lugar, puede ayudarnos a encontrar nuestra propia identidad.

Y no estamos hablando de unas vacaciones cortas, estamos hablando de vivir en otro lugar durante un período de tiempo largo. Busca algún trabajo interesante en el extranjero y pasa unos meses en una ciudad totalmente distinta, o matricúlate en un programa de estudios en el extranjero y pon a tu cerebro a trabajar para aprender un nuevo idioma.

Conoce gente y crea contactos

En la universidad, además de estudiar se conoce gente. Ves constantemente nuevos rostros y te relacionas con otras personas todos los días en clase, en la vivienda que compartes y en las fiestas. Como resultado, vas creando día a día una red de contactos, tanto si lo tenías planeado como si no.

Al dejar la universidad, tendrás que esforzarte más por conocer gente. Puedes unirte a un club, recuperar alguna afición, volver a ponerte en contacto con viejos amigos o incluso hablar con los amigos de tus padres. Podrías conocer a alguien que pueda ofrecerte un empleo u otro tipo de oportunidad que te permita planificar tu futuro, incluso es posible que encuentres la motivación para seguir una nueva trayectoria al conocer mejor una carrera profesional que nunca antes habías considerado.

Desarrolla nuevas habilidades

¿Quién dice que no puedes divertirte mientras fortaleces tu currículum? Ahora es el momento de invertir en ti. En lugar de estudiar para los exámenes, puedes dedicar tu tiempo a aprender nuevas habilidades, como aprender un idioma demandado, dirigir un equipo local de jóvenes o trabajar como voluntario en un programa educativo o medioambiental. No solo ganarás en confianza, los potenciales empleadores estarán encantados de ver que has usado tu tiempo de manera práctica.

Adquiere experiencia laboral

Solo hay una manera de saber con seguridad si te gusta un trabajo o no: probarlo. La experiencia laboral es la introducción perfecta a cualquier carrera, sin el compromiso de tener que firmar un contrato o pasar varios años «viendo qué tal». Date más o menos un año para adquirir experiencia laboral o hacer prácticas en empresas o en sectores que creas que te pueden gustar. Pronto averiguarás cuál de las opciones es la adecuada para ti (¡o cuál no lo es!).

Después de esos doce meses, tendrás una idea más clara de lo que quieres de cara al futuro. Si puedes encontrar un trabajo remunerado o complementar unas prácticas no remuneradas con un empleo a tiempo parcial, mucho mejor: unos ingresos regulares en tu cuenta te permitirán conservar tu independencia.

Estudia un idioma en el extranjero con EFMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Vida Estudiantil