Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Cómo ser más competitivo en el mercado laboral: 5 consejos

Cómo ser más competitivo en el mercado laboral: 5 consejos

Una buena educación no es suficiente para conseguir el trabajo de tus sueños en el competitivo mercado laboral de hoy en día; necesitas la combinación correcta de educación, experiencia y habilidades sociales —incluidos conocimientos lingüísticos— para lograr destacar.

 

A continuación te contamos como puedes ser más competitivo en el mercado laboral.

  1. Mejora tus conocimientos lingüísticos

Aprender un nuevo idioma es una excelente manera de reforzar tu currículum. Demostrará tu curiosidad por el mundo y tu compromiso con la superación personal y el desarrollo de habilidades. Además es rentable, ya que los conocimientos de idiomas están directamente relacionados con unos mayores ingresos.

 

El inglés es uno de los idiomas más demandados por los estudiantes debido a su predominancia global y su importancia en los sectores empresariales, diplomáticos y académicos de todo el mundo. Pero hay muchos otros idiomas «deseables», como el árabe, el mandarín, el español y el alemán, hablados por millones de hablantes nativos y con un gran peso geopolítico y económico a nivel internacional.

 

  1. Adquiere experiencia intercultural

Ampliar los horizontes y experimentar culturas diferentes, ya sea trabajando o estudiando en el extranjero, es algo que ayuda a crecer como ser humano. Habrás tenido que hacer frente a problemas distintos a los que te encontrarías en tu país, convirtiéndote así en una persona más adaptable y creativa al a hora de resolver problemas y abordar situaciones inesperadas, algo imprescindible en el mercado laboral actual.

 

Además, los estudios han demostrado que la gente que ha vivido en el extranjero suele ser más «consciente de sí misma», por lo que estarás en mejor posición para averiguar lo que quieres de tu carrera, y así aspirar a empleos que realmente te interesen.

 

  1. Amplía tu formación

En muchos campos, tener un título universitario ayuda a conseguir empleo y aumenta significativamente los ingresos. En sectores como la banca y las finanzas, la economía, la política y los negocios, generalmente solo se contratan titulados universitarios para gran parte de los puestos. Por lo tanto, es esencial estudiar la carrera adecuada. Y los empleadores no solo se fijan en el título que tienes, también les satisface ver que eres una persona trabajadora que sabe resolver problemas y capaz de pensar por sí misma.

 

¿Ya tienes un título universitario? Tus estudios no deberían acabar ahí, puedes seguir desarrollando tus conocimientos con más formación, en línea o presencial, la posibilidades son infinitas hoy en día.

 

  1. Crea redes de contactos

El dicho «No es lo que sabes sino a quién conoces» es verdad solo a medias: es esencial tener una buena educación y la experiencia adecuada, pero cuando se trata de buscar el trabajo perfecto (y tener opciones para conseguirlo) lo importante es a quién conoces. El networking, aunque parezca una ardua tarea, es indispensable para ampliar la red de contactos.

 

Asiste a veladas de networking, inscríbete en conferencias y conversa con todas las personas que conozcas (aquí tienes unos cuantos consejos para hacer networking como un experto). Mantente en contacto con las personas más interesantes de tu red, incluso aunque no estés buscando trabajo en estos momentos. Nunca se sabe, algún día alguien podría pensar que eres la persona perfecta para un determinado empleo y proponer tu nombre para el puesto.

 

  1. Adquiere experiencia laboral específica

Si para todos los empleos es necesario tener conocimientos y experiencia, ¿cómo conseguir el primer trabajo? Puedes hacer un período de prácticas o buscar la manera de adquirir experiencia. Investiga un poco (¡usa tu red!) para informarte sobre las prácticas que hay disponibles en el campo de tu elección. Probablemente tendrás que trabajar sin remuneración y desde cero, llevando el café, archivando u ocupándote de las redes sociales de la empresa, pero es el primer paso del camino.

 

Cuando puedas incluir experiencia laboral en el currículum, tendrás más posibilidades de conseguir un empleo a jornada completa que otros candidatos que acaben de salir de la universidad. Además, es una buena manera de averiguar si esa profesión es la adecuada para ti antes de comprometerte a largo plazo.

 

Mejora tu nivel de idiomas con EFMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Carrera