Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 palabras en inglés relacionadas con el esquí

10 palabras en inglés relacionadas con el esquí

Como muchos de vosotros, me encanta esquiar, principalmente porque es la única cosa que me ayuda a superar el horror del invierno (no os resultará extraño que os diga que también me encantan las vacaciones de playa). Cuando empecé a esquiar, me llevó un tiempo aprender el argot técnico. Ahora lo uso para engañar a la gente haciéndoles pensar que soy un esquiador experto. Pero, como no quiero que tengáis que pasar por ese proceso tan complicado, aquí tenéis diez palabras inglesas que deberíais conocer antes de poneros los esquís.

1. «Binding»

Vamos a empezar con lo básico: binding (fijaciones), son los conectores de plástico que sujetan tus botas a las tablas de esquí o la de snowboard. Tienes que comprobarlas de vez en cuando para asegurarte de que están bien ajustadas, porque no sería nada bueno que tus esquís salieran volando. Gracioso sí, pero seguro que no acabaría bien.

2. «Piste»

Esta palabra viene del francés y significa «circuito», pero en el contexto del esquí es la pista preparada que esquías en las estaciones. Es como una carretera para esquiadores, pero con más gente cayéndose y menos asfalto (porque el asfalto, como es lógico, destrozaría tus esquís).

3. «Off-piste»

Cuando no estás en la pista, estás fuera de pista, así que este término significa «el resto de la montaña que no tiene rutas de esquí preparadas por la estación». Seamos realistas: la gente que se va fuera de pista es supergenial, pero también es algo insensata e imprudente, y muy de vez en cuando se mueren por culpa de avalanchas o por caerse en simas glaciales. Como conclusión: lo mejor es que no salgas de las pistas. La seguridad es lo primero.

4. «Avalanche»

Hablando de peligros, esta formidable palabra se refiere acertadamente a algo terrorífico: un deslizamiento de nieve que es tan destructivo como te puedas imaginar. Se forma cuando las capas de nieve se desprenden unas de otras, aunque no suele haber avalanchas en las estaciones de esquí porque el personal se encarga de que sean seguras. Suspiro de alivio.

5. «Run»

Otro nombre para una pista, un run suele ir precedido por un color que indica la dificultad de la pendiente. Azul es el nivel más fácil, a continuación va el rojo y, finalmente, el negro, que es el nivel de más dificultad. Si eres un esquiador principiante, te recomendaría que evitases el rojo y el negro hasta que tengas más experiencia, porque el resultado puede ser graciosísimo, pero acabarías lesionado o avergonzado (lo que sea peor).

6. «T-bar»

También llamado drag lift, el telesquí es la manera tradicional de llegar desde la parte de abajo de la pista a la de arriba. Dos personas se sientan una a cada lado de una barra con forma de T invertida que tira de ellos hacia arriba. La mayoría de los esquiadores lo odian, si no te has caído de alguno al menos dos veces, es porque no has esquiado lo suficiente.

7. «Snowplough»

Este movimiento de principiantes (cuña) para reducir la velocidad se llama así porque se gira la parte frontal de cada esquí hacia el otro, haciendo una forma de V, y se parece a un quitanieves (snowplough), como los que se ponen en la parte delantera de un tren o un camión. (Dato curioso: en Estados Unidos se dice snowplow). Si quieres imitar el ruido de un tren mientras esquías, ya es cosa tuya.

8. «Carving»

Una vez que hayas superado la fase de la cuña, deberías saber ya lo suficiente como para hacer giros limpios con los cantos de los esquís. A esto se le llama carving, que también significa trinchar o cortar y siempre me recuerda al pavo de las Navidades y hace que me entren muchas ganas de comer.

9. «Moguls»

Esta palabra es genial: aunque mogul significa en realidad algo totalmente distinto en inglés, el término que se usa en el esquí viene de la palabra bávara mugel, que significa pequeña colina o montículo. Es una descripción acertada de lo que significa, que son las protuberancias que forman los esquiadores en la pista cuando hacen giros bruscos al esquiar. En realidad, son un auténtico fastidio.

10. «Après-ski»

¡Qué mejor manera de acabar el día que recuperándote de una dura sesión de esquí en una cabaña a pie de pista con tus amigos! Esto es lo que se llama après-ski (después de esquiar) y suele implicar tomar una variedad de bebidas, como, por ejemplo, bueno… las que te gusten. Independientemente de que bebas chocolate caliente o algo un poco más fuerte, asegúrate de estar en condiciones para bajar esquiando hasta la salida cuando hayas acabado. ¡Feliz esquí!

 

Lánzate a la nieve y aprende idiomas con nosotrosMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Idiomas