Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 cosas que deberías saber antes de irte a vivir a Nueva York

10 cosas que deberías saber antes de irte a vivir a Nueva York

«¿Estás hablando conmigo?» Si estás a punto de irte a vivir a Nueva York:, entonces sí, ¡ESTAMOS hablando contigo! Sabemos que irse a vivir a un lugar distinto puede ser intimidante, sobre todo si es a una de las ciudades más bulliciosas y famosas del mundo. Para que el cambio te resulte más fácil, aquí tienes las diez cosas que deberías saber antes de irte a vivir a Nueva York.

 

  1. Las mejores aplicaciones para la vida en la ciudad de Nueva York

Cuando se trata de aprovechar al máximo la vida en una gran ciudad, tu teléfono (con unas cuentas aplicaciones) puede ser tu mejor amigo. Con Seamless, podrás hacer que te lleven a casa comida de restaurantes. ILOVENY, que es del New York Tourism Board, ofrece información de infinidad de eventos y sugerencias. Y TodayTIX ofrece descuentos para asistir a los espectáculos de Broadway del día.

 

  1. El metro puede ser un lugar extraño

Es una manera muy cómoda de moverse por la ciudad, aunque a veces está abarrotado y huele a sudor. También verás todo tipo de cosas en el metro, como, por ejemplo, todo un vagón lleno de gente disfrazada, mascotas de todas las formas y tamaños e incluso actuaciones musicales improvisadas. Nunca entres en un vagón vacío, seguro que está así porque alguien ha vomitado dentro o porque el aire acondicionado no funciona.

 

  1. A los neoyorquinos LES ENCANTA la comida redonda

Estoy hablando de los bagels y los dónuts. Dado el gran número de pastelerías que hay en la ciudad, se vive prácticamente entre anillos de masa. Imagínate: bagels de canela y pasas con el café de la mañana, un bagel de semillas amapola o de centeno para el almuerzo, un bagel clásico de estilo neoyorquino con queso crema a media tarde. Y luego algo dulce, uno de los deliciosos dónuts que se venden por toda la ciudad, de tres chocolates, de mantequilla de cacahuete con crema, o de jarabe de arce y beicon (¡Sí, beicon!).

 

  1. Busca un lugar para vivir

Casi todo el mundo en Nueva York comparte piso, ya que es demasiado caro vivir solo, sobre todo para los estudiantes. Algunos sitios web, como Craigslist o RoomieMatch, pueden ayudarte a buscar una habitación libre en un piso compartido. La empresa para la que trabajes o tu escuela también pueden ayudarte a encontrar un alojamiento antes de que te incorpores a tu puesto de trabajo o a tus estudios.

 

  1. Desplazamientos

Casi nadie conduce en Nueva York, y los taxis son caros y a menudo acaban en atascos de tráfico, así que lo mejor será que compres una Metrocard en tu estación más cercana y te traslades en metro. Algunas líneas funcionan con menos frecuencia durante los fines de semana, pero también puedes caminar. Invierte en un buen par de deportivas para caminar cómodamente, los kilómetros se acumulan rápidamente a medida que recorres la ciudad. Recuerda que la ciudad está organizada en bloques; los bloques de avenidas son más largos que los bloques de calles, así que tenlo en cuenta cuando tu amigo te diga, «Está a solo tres bloques de distancia».

 

  1. No gastes demasiado comiendo

Al igual que los alquileres y el transporte (y prácticamente el respirar…), comer en La Gran Manzana puede resultar muy CARO. Pero hay opciones para comer ajustándose al presupuesto. En las esquinas de muchas calles, hay puestos de fruta fresca y carritos de comida, que son una alternativa más barata que las tiendas de comestibles o los restaurantes de comida rápida. También hay muchos establecimientos que venden deliciosas porciones de pizza. Puedes echar un vistazo a algunos sitios web, como TimeOut, para buscar ofertas y lugares baratos para comer. Recuerda que en Nueva York los precios de los menús no reflejan el precio final, ya que hay que pagar un cargo de servicio que oscila entre el 10 y el 20 %, que se añade de forma automática a la factura o que deberás pagar como «propina».

 

  1. Sector sanitario

La atención sanitaria en los Estados Unidos no es universalmente gratuita y puede ser bastante cara si no se tiene seguro. Esperamos que no llegues a necesitar atención sanitaria, pero, por si acaso, es mejor que lo gestiones antes de tu llegada. Habla con tu empresa o con la escuela que organiza tu viaje para que te recomienden un seguro para ti.

  1. Mantén la conexión

Hay wifi gratuito en un montón de parques, como Central Park, así que podrás ver tus correos electrónicos o subir fotos a Instagram sobre la marcha. Si quieres más flexibilidad sin tener que pagar cargos de roaming, puedes comprar una tarjeta SIM de AT&T y T-Mobile USA si tienes un teléfono libre.

 

  1. El espacio personal no cuenta

Al menos una vez al día, algún desconocido chocará contigo en la calle, y es probable que en más de un viaje en metro estés demasiado cerca de la axila de algún pasajero. No te lo tomes como algo personal.

Es una ciudad dinámica y abarrotada, así que la gente se ha acostumbrado a tener poco espacio. Ah, y pase lo que pase, el contacto visual no es nada recomendable. Los neoyorquinos son muy amables, pero no les gusta que nadie les moleste en sus trayectos diarios.

 

  1. Visados

El proceso para conseguir un visado puede ser bastante largo y complicado. Lo mejor es que hables con la empresa que te ha contratado o con la escuela a la que vayas a asistir. En muchos países, hay que ir a la embajada estadounidense con el DNI y la documentación académica para sacar el visado.

Descubre Nueva York con nosotrosMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes

Brighton: de lo mejor de Reino Unido
5 lugares imprescindibles de Malta