Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Cómo hacer turismo en una ciudad que no conoces

«No todos los que deambulan están perdidos».
– J. R. R. Tolkien

Aunque es a la vez emocionante e intimidante, nunca tendrás una segunda oportunidad para hacer turismo y explorar una nueva ciudad por primera vez. Todo a tu alcance. Piérdete o explora con un viejo plano. Encuentra el camino marcado y abandónalo de nuevo. Enamórate un poco.

Nuestros consejos para que disfrutes enormemente deambulando te ayudarán, independientemente de que pases una tarde en la ciudad o pases un mes.

1. TACHA LAS ATRACCIONES TURÍSTICAS

Si visitas una ciudad por primera vez, deberías sin duda ver todos los lugares de interés turístico y posar delante de ellos; después de todo, los monumentos y similares son famosos por alguna razón y tienes que tacharlos de la lista.

2. SÚBETE A UN AUTOBÚS

Los autobuses son un gran medio para familiarizarte con una ciudad: los autobuses turísticos te dan una buena visión general del centro de la ciudad, mientras que los autobuses regulares te ayudan a conocer los diferentes barrios. Subir y bajar es fácil y ahorras fuerza muscular para más tarde.

3. PLANEA (O NO)

Algunas personas siguen un estricto itinerario, otras van con la corriente. Como siempre, probablemente se trata de conseguir un equilibrio saludable. Por ejemplo, puedes planear ver al final del día ese famoso edificio que está en ese bonito y pequeño barrio. Para llegar al mismo puedes dejarte llevar totalmente por la corriente.

4. MIRA A TU ALREDEDOR

Escucha, huele y mira, hacia arriba y a todo tu alrededor. Siéntate, descansa, bebe muchos cafés en muchas cafeterías distintas, y quizá incluso piérdete un poco a propósito. Ponte calzado cómodo, vístete con capas de ropa y lleva algo de dinero en efectivo (para los cafés). Asegúrate de permanecer hidratado y de comer tanta comida local como sea posible, a modo de combustible.

5. EXPLORA CON UN PLANO

No todo el mundo quiere deambular sin rumbo fijo, y saber dónde se está y dónde se quiere ir permite ahorrar tiempo y cordura, tener bastante de ambos hace que explorar sea más divertido. Los planos no solo hacen tu vida más fácil, sino que también son un gran tema para iniciar una conversación (¡seguro que alguien sabe cómo leerlo mejor!) y es un recuerdo divertido para llevar a casa.

6. PASEA O CIRCULA

Tus pies o una bicicleta de alquiler son herramientas perfectas y baratas para llegar a donde quieres ir. También hacen que sea fácil parar en cualquier lugar para posar para un selfie, o simplemente para tomarse un descanso y observar a la gente.

7. HABLA CON LA GENTE DEL LUGAR

Preguntar a la gente del lugar es la mejor forma de encontrar joyas ocultas y explorar nuevas zonas. Si no te gusta preguntar en la calle a personas al azar, solo tienes que entrar en una cafetería o bar y hablar con el personal. Están acostumbrados a conversar y están (en general) encantados de ayudar. Y, ¿quién no quiere mostrar todo lo que sabe sobre su barrio?

8. EXPLORA CON UNA MISIÓN

Es posible que quieras encontrar la mejor hamburguesa de la ciudad, o alternar entre tres giros a la izquierda y uno a la derecha. Tener una misión o un objetivo geográfico hace que explorar sea más emocionante y te da algo para hacer, dejando mucho espacio para descubrir y explorar.

9. Y RECUERDA SIEMPRE…

No importa cómo explores la nueva ciudad: tienes que saber qué barrios evitar. Permanece seguro e infórmate antes de ir, una guía de viaje o información proporcionada por amigos son buenos puntos de los que partir. Respeta las normas y las costumbres locales, y compórtate siempre como si tu madre te estuviera viendo.

Elige tu próximo destinoMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes

10 joyas ocultas de Sídney
10 joyas ocultas de Perth