Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

11 Consejos para que una relación a distancia funcione

Enamorarse (en este caso de una persona, no de un lugar) y hacer que una relación a distancia funcione puede ser uno de los muchos maravillosos efectos secundarios de viajar y estudiar en el extranjero. Pero, una vez que vuelves a casa, es posible que sea complicado impedir que la distancia física se convierta en una distancia emocional. Lo bueno es que no tendrás que depilarte tanto ni limpiar cada poco tu casa, pero necesitarás esforzarte y tener determinación y optimismo para convertir esa distancia temporal en una historia de amor permanente.

Sin embargo, nada es imposible, y estos consejos pueden ser útiles para tu floreciente romance, independientemente de los kilómetros que os separen. (Te lo dice una experta en grandes distancias, un poco de esfuerzo da muy buen resultado). Lee a continuación los trucos para relación a distancia que te ofrecemos:

1. Encuentra el mejor momento para comunicarte (frecuentemente)

Aunque siempre funciona enviar mensajes y correos electrónicos, a veces necesitas hablar y tener una conversación en tiempo real. Dependiendo de la distancia, es posible que os lleve un tiempo encontrar las mejores horas para hablar, pero con la práctica se llega a la perfección y los mensajes de voz divertidos pueden compensar las llamadas que no se hayan podido hacer y la falta de sincronización. Y no, no importa si solo puedes llamar los domingos por la mañana, la clave es hacer tiempo para la otra persona.

2. Encuentra los mejores medios para mantener tu relación a distancia

Una vez que tengáis organizadas las horas, también es importante encontrar los medios adecuados. Afortunadamente, nunca fue más fácil o más barato estar en contacto con el mundo: normalmente solo se necesita una conexión wifi para hablar y mandar mensajes por Skype. Tiene que ser una herramienta de comunicación a la que los dos podáis acceder con facilidad, y no os olvidéis que usar varios medios hará que la comunicación sea mucho más emocionante.

3. Usa tu creatividad

Graba un mensaje de audio por la noche, escribe una carta, manda una postal o envía una caja con comida o una grabación con canciones. Usa tu imaginación y encuentra formas nuevas y sorprendentes para hacer saber a tu pareja que piensas en él o en ella. Esto no significa que tengas que limpiar tu cuenta bancaria: no hace falta que contrates una avioneta para escribir poemas en el cielo, ¿qué tal si escondes post-its con notas cariñosas durante tu próxima visita?

4. No evites las discusiones en una relación a distancia

Cuando pasan semanas o meses antes de que os veáis, o cuando habláis idiomas distintos, es fácil ignorar los problemas o las preocupaciones. Nadie quiere pasar el tiempo discutiendo si solo tiene 48 horas para estar con la otra persona, pero evitar los enfrentamientos y las discusiones puede ser dañino a largo plazo. Es mejor que habléis de las cosas que os molestan antes de que se conviertan en enormes obstáculos en vuestra relación. Pero no discutáis a través de mensajes de texto o del correo electrónico (hay que leer demasiado entre líneas), discutid las cosas en persona o por teléfono tan pronto como surja. Dicho esto…

5. Habla las cosas

Intenta siempre ser sincero y abierto acerca de tus sentimientos. No saber dónde está tu pareja en algún momento o con quién pasó la noche del sábado puede llevarte a pensar demasiado y a tener miedos innecesarios. El hecho de que las redes sociales hacen que sea más fácil ver (o imaginar) lo bien que se lo ha pasado alguien no ayuda demasiado. Es importante que confiéis el uno en el otro lo suficiente como para compartir vuestros pensamientos y sentimientos y encontrar la manera de lidiar juntos con los celos, la ansiedad o las dudas.

6. Ve el vaso medio lleno

Vas a vivir tu vida habitual al mismo tiempo que tienes una relación a larga distancia, y eso puede ser tanto una bendición como una maldición: es posible que sientas que te estás perdiendo cosas porque es más difícil hacer lo que hacen las parejas normales, como ir a recoger al trabajo a tu pareja o comer juntos. Sin embargo, también puede ser una gran ventaja tener tiempo para ti: si tienes que estudiar o trabajar durante muchas horas, no defraudarás a tu pareja por tener que cancelar planes para cenar o para ir al cine, por ejemplo.

7. Haced cosas aburridas juntos

Cuando solo os veis unas pocas veces al año, siempre será como unas vacaciones. Bueno, probablemente serán unas vacaciones por será cuando puedas faltar al trabajo o clase. No tiene nada de malo relajarse y dormir, desayunar tarde y visitar sitios, pero también es bueno hacer cosas aburridas, ya sabes, cosas cotidianas como hacer la colada, hacer recados o cortar el césped. Intentad que las actividades del día a día sean divertidas y emocionantes cuando las hacéis juntos, es lo mejor para poner a prueba una relación, ¿no?

8. Sabed cuándo os vais a volver a ver

Dependiendo del tiempo libre y del dinero que cueste, os puede resultar complicado estar juntos. No saber cuándo será la próxima vez que os veáis puede interferir en tus sentimientos y en tus planes de vida. Así que lo mejor es que fijes una fecha tan pronto como sea posible después de volver a casa. De esa manera, los dos podréis planearlo con tiempo y aprovechar ofertas de vuelos y promociones, ¡y además tendrás algo que esperar con ilusión! (Las visitas sorpresa también son geniales, por supuesto, así que haz alguna si puedes).

9. Haced cosas juntos

Las situaciones desesperadas necesitan medidas creativas para pasar tiempo con la pareja: podéis hacer cosas juntos aunque no estéis en el mismo lugar. Gracias, funciones de llamada de vídeo. Hoy en día no hay excusa para no compartir tiempo de pantalla y cocinar, comer, ir de compras o ir de paseo con tu pareja usando el chat de vídeo. No olvides que también podéis ver la misma película mientras que habláis o chateáis.

10. Usa algo que te recuerde a tu pareja

Habrá algunos momentos en que ninguna llamada ni mensaje compense que no estáis juntos. Te ayudará llevar puesta su camiseta favorita o beber en su taza favorita. Puede que esos recuerdos sean cursis, pero funcionan. Una muestra de su perfume favorito o del detergente que usa para su ropa puede hacer que las zonas horarias desaparezcan por un momento, que no te de vergüenza usar esos métodos si necesitas desesperadamente sentir cerca a tu pareja.

11. Conoce a la gente y visita los sitios

Cuanto más habléis y os lleguéis a conocer, más mencionaréis a gente o lugares que la otra persona no conoce. Siempre que sea posible, preséntale —con una foto o en persona— a la gente con la que te relacionas o los sitios a los que vas más frecuentemente. De esa manera, las conversaciones cotidianas tendrán mucho más sentido y sentiréis más que formáis parte de la vida de vuestra pareja, a pesar de la distancia.

 

Conoce al amor de tu vida con EFMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes

10 razones para amar Nueva York