Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

CÓMO ENCAJAR EN FRANCIA: 8 REGLAS QUE HAY QUE RESPETAR

CÓMO

Ah, Francia, el hogar de las baguetes crujientes, los pasteles deliciosos y el vino exquisito. En Francia todo consiste en disfrutar de las cosas buenas de la vida, así que no es de extrañar que muchas de las cosas que se deben y no se deben hacer estén relacionadas con la comida. Para que te puedas integrar sin problemas y triunfes en las soirées parisinas, a continuación repasamos unas cuantas reglas y costumbres.

1. EL SAVOIR-FAIRE DEL SERVICIO

No rellenes tu copa. Espera a que te sirvan. Si han pasado 30 minutos y sigues mirando con anhelo la botella de vino de la mesa, pregunta a tu acompañante si quiere tomar más. Si dice que sí, genial, puedes ser cortés y servir primero a tu acompañante, y después echar para ti. Consejo práctico: cuando estés echando el vino, recuerda no llenar la copa hasta arriba; para los franceses, la moderación es la clave.

Redondea hacia arriba cuando des propina. Aunque el servicio está incluido, los clientes no suelen pedir su cambio exacto. Y si te atienden realmente bien (algo muy probable, a pesar de lo que se suele pensar erróneamente), siempre puedes dar más propina.

2. CÓMO PARTIR EL PAN

Compra dos baguetes, no una. La baguete es un alimento básico en la comida francesa. ¿Desayuno? Baguete con mantequilla salada y mermelada. ¿Almuerzo? Una ensalada con baguete. ¿Cena? Una crema templada. Con baguete. Así que, si vas a la panadería a comprar una baguete recién horneada, es mejor que compres dos.

No cortes la baguete con un cuchillo. Ni te plantees cortar una baguete en rebanadas perfectas. Ponla en la mesa en un paño bonito o en su envoltura original de papel y deja que todos arranquen un trozo como les apetezca.

3. SIGUE EL PROTOCOLO

Ten las dos manos encima de la mesa. Aunque en algunos países es costumbre tener una mano en el regazo, los franceses chasquearán la lengua ante este comportamiento. Tus manos tienen que estar siempre visibles y tus codos tienen que estar ocultos, nunca apoyados en la mesa.

No hagas ruido al sorber. Da igual cuánto te esté gustando tu bouillabaisse o tu soupe à l’oignon, se considera de mala educación tomar la sopa haciendo ruidos de entusiasmo.

4. CÓMO USAR EL CUCHILLO

No cortes tu ensalada. No te líes a cortar las hojas, dóblalas con los cubiertos en bocados pequeños. Voilà!

Corta el queso con el cuchillo apropiado. Hay que usar un cuchillo distinto para cada tipo de queso; para los quesos curados se suele usar uno de hoja con forma de lágrima, y para los tiernos se usa uno de hoja suave y roma. Y, para complicar todavía más las cosas, hay que cortar cada queso de distinta forma. Aunque eso lo dejamos para futuros artículos del blog.

5. CÓMO SER CHIC SIN ESFORZARSE

Deja la ropa de deporte en casa. Los pantalones cortos y camisetas de baloncesto solo se llevan puestas en la cancha, no en la calle. Los pijamas también están prohibidos; nada de aparecer por la tienda con tu pijama de terciopelo esperando que nadie lo note. Lo notarán.

Tampoco te excedas. Lo sabemos, lo sabemos, es una línea muy fina. El objetivo aquí es hacer un esfuerzo, pero sin pasarse. Por ejemplo, cabello despeinado y labios pintados, o unas zapatillas de tenis elegantes con un vestido estiloso.

6. EL ARTE DEL BISE

No te cortes. Saludar dando besos puede parecer un poco raro cuando se está acostumbrado a dar educados apretones de manos o palmaditas en la espalda. Lánzate y besa a tu conocido en las dos mejillas sin hacer contacto, frunciendo ligeramente los labios e imitando el sonido de un beso. Para hacer las cosas más interesantes, el número de besos varía según la región.

Saluda a cada persona individualmente. Cuando te encuentres con un grupo de amigos, saluda a cada uno individualmente o di hola a todos en general. ¡Nada de besar de forma selectiva! Lo mismo cuanto te marches, no te escabullas, tus amigos se darán cuenta y te lo reprocharán.

7. NO METAS LA PATA

Usa ‘vous’ con la gente que no conoces. En caso de duda, opta siempre por la versión formal ‘vous’. Evitarás miradas de desaprobación y respuestas airadas. No es raro oír a dos personas pasar sin problemas del ‘vous’ al ‘tu’ a mitad de conversación cuando sienten que ya se conocen algo mejor.

No muestres demasiada emoción. En Francia es muy importante ser discreto y mostrarse indiferente, incluso aunque te apetezca gritar de emoción. Practica tu cara de póquer y el encogimiento de hombros. Comparte tus alegrías o frustraciones, pero no incomodes a los que te escuchan siendo demasiado vehemente.

8. SANTÉ!

No bebas hasta que hayan servido a todo el mundo. Al igual que con la comida, para beber hay que seguir ciertos rituales en la mesa francesa. No empieces a beber hasta que todos tengan bebida en sus copas y hayáis brindado. Compartir una comida es un acontecimiento social, ¡no vayas por tu cuenta!

Bebe despacio. Los franceses no comen para calmar su hambre ni beben para saciar su sed: comen a bocaditos y dan pequeños sorbos. No te tragues el vino; ¡se trata de disfrutar la comida y conversar!

Conoce Francia con nosotrosMás información