Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

5 formas de mantener a tus hijos ocupados y motivados en casa

5

Cuando tu hijo sale de la escuela, su aprendizaje no se detiene ahí. ¿Otro gran lugar para que tu hijo aprenda? Tu hogar. Simples acciones cotidianas y actividades ofrecen oportunidades para que expandan su mundo. Pueden disfrutar el tiempo juntos asegurándose al mismo tiempo de avanzar en su futuro. Aquí hay cinco tips que entretendrán y educarán a tu hijo mientras ambos están en casa. ¡Sin necesidad de un salón de clases!

1. Dales una tarea del día

Haz que las tareas rutinarias sean especiales para tus hijos. Empieza su día con una misión diaria; puede ser doblar la ropa, hacer sandwiches para el almuerzo, asegurarse que los cojines del salón estén ordenados o que todas las camas de la casa estén hechas. Antes de que empiecen su labor, comunícales por qué se les está pidiendo hacerlo. Dales una recompensa cuando hayan completado su tarea. Disfrutarán ayudándote y entenderán que su esfuerzo es apreciado.

2. Haz de la lectura un hábito

Nunca es muy temprano para hacer que tu hijo se interese en leer. Una práctica de lectura regular puede ayudar a enriquecer su vocabulario y mejorar su comunicación. Enséñale la importancia de leer haciéndolo tú regularmente, crea una atmósfera lectora llenando tu casa con periódicos y libros. Si tu hijo es demasiado pequeño para leer sólo, haz un actividad diaria de 20 minutos en la que lean cuentos en familia. Escoge diferentes temáticas y lee en voz alta con ellos.

3. Cocinad juntos

Transforma tu cocina en un paraíso de la ciencia y las matemáticas. Es la forma más deliciosa y nutritiva de aprender nuevos conocimientos. Haz que tus hijos midan los ingredientes (o mídelos tú si son demasiado jóvenes), explícales qué pasa cuando hierves agua, mezclas una salsa o horneas un pastel. Haced pizza juntos para una actividad divertida e interactiva: deja que extiendan la masa, acomoda los vegetales previamente cortados en la pizza y mirad juntos cómo cobra vida en el horno.

4. Juega con las palabras

Haz el estudio divertido con juegos de palabras. No solo entretendrán a tus hijos, también retará sus mentes. Scrabble es el favorito de las familias, donde todos pueden jugar juntos alrededor de la mesa. Ahorcados y “veo, veo” son buenos para aprender palabras nuevas. Si quieres enseñarle un idioma nuevo a tu hijo, una buena forma de hacerlo es jugando Lotería, puedes crear la tuya con cartulina y colores. Las tarjetas de vocabulario son otra herramienta que podéis crear juntos.

5. Mantén la creatividad con manualidades

Las manualidades pueden ser desordenadas, pero son muy divertidas. También le darán a tu hijo tiempo para explorar su imaginación. Un proyecto fácil es hacer figuras con masa de sal. Solo necesitas harina, agua y sal. Es seguro para tus hijos y se hace con ingredientes que ya tienes en casa. Ayuda a tus hijos a crear flores, personas y animales, puedes colorearlos con acuarelas una vez secas o agrega colorante vegetal a la masa.