Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas 

Uno de los talones de Aquiles para empleados y ejecutivos españoles es el nivel de inglés

Education First  es la empresa privada de educación más grande del mundo, cuenta con escuelas y oficinas en más de 52 países y tiene  más de 50.000 empleados repartidos en todo el mundo. EF Corporate ayuda a miles de empresas a vender más, comprometerse más, innovar más, hablar más con sus clientes y, como resultado: crecer más.

EF Corporate, aporta innovación + mejor comunicación + calidad de idiomas = Crecimiento exponencial de la empresa

EF Corporate colabora con empresas en el diseño de planes de formación en idiomas, que tenga un impacto tangible en el negocio y en las personas. Para ello cuenta con métodos innovadores, sistemáticos y de probado éxito junto con consultores expertos en recursos humanos. Además es capaz de ofrecer formación en cualquier idioma y metodología, siempre con recursos propios y garantiza la consecución de objetivos a través de un soporte constante al alumno.

EF Corporate trabaja para formar a profesionales para que se conviertan en mejores líderes y se comuniquen a través de diversas culturas. Los programas de formación lingüística, únicos, líderes en el mercado y completos, tienen un único objetivo: educar a empleados, ejecutivos y directivos, y conseguir un desarrollo profesional para que alcancen su máximo potencial.

Entrevistamos a Julián Baños, ocupa el cargo de Director General de EF Corporate en España desde el año 2008. Licenciado en Psicología y comprometido con la formación en idiomas en el ámbito empresarial, ha llevado a Julián a la colaboración y trabajo con el área de recursos humanos de las empresas más prestigiosas del mercado español.

  • ¿Cómo están viviendo la pandemia y qué ha supuesto para su negocio?

Toda mi empresa y muy en particular el equipo de España, hemos vivido la pandemia como una oportunidad para ayudar más allá del negocio, de ser solidarios, de sumar algo positivo en una sociedad que está pasando momentos muy complicados. Por ello hemos llevado a cabo numerosas acciones utilizando nuestros recursos de manera altruista, por ejemplo, dando acceso gratuito a nuestra escuela online a más de 100.000 personas, algo que tuvo una gran repercusión en las redes y que según recogimos, tuvo un impacto importante en numerosas empresas cuyos empleados se encontraban forzosamente en casa.

  • ¿Cómo se han adaptado sus servicios a una metodología 100% on line?

Afortunadamente en el caso de EF no ha sido necesaria ninguna adaptación drástica, desde hace años nuestra tecnología y nuestros servicios son los más avanzados del sector con diferencia (como así lo reconocen honestamente nuestros competidores) y la capacidad de poner a disposición de nuestros alumnos los recursos que necesiten cuando los necesiten y contar con más de 20.000 profesores, nos han hecho ser un jugador clave para muchas empresas en este periodo.

  • ¿Qué innovaciones tecnológicas están aplicando a sus proyectos?

Como es bien conocido, la innovación es algo que acompaña a EF, bien sea en tecnología, en contenidos y/o en servicios. Por ejemplo, hace ya varios años que los alumnos de EF tienen acceso permanente e ilimitado a nuestros profesores, desde su propio smartphone. Tecnologías como esta facilitan enormemente que fuéramos capaces en marzo de hacer una transición de formación presencial a formación virtual en apenas 48 horas, sin necesidad de interrumpir los cursos y por supuesto, siguiendo las líneas establecidas por FUNDAE para permitir la bonificación según las directrices del SEPE. Esto es una muestra de cómo en EF, la tecnología tiene un sentido: facilitar y mejorar los resultados y la gestión.

Sí es cierto que esta cierta evolución tecnológica la hemos visto también en nuestro sector, donde algunas empresas cuya tecnología era francamente antigua, se han visto obligadas por las circunstancias a intentar actualizarse un poco. Muchas empresas han aprovechado el confinamiento y la parada de la producción que se produjo en algunos sectores para mejorar la formación de sus profesionales. ¿Ha habido más demanda de proyectos de aprendizaje de idiomas? Sin duda alguna la demanda se disparó, en especial durante los meses previos al verano. En este periodo hemos visto que la formación ha cobrado relevancia no solo por su carácter formador sino también porque ha ayudado a mantener los equipos cohesionados.

  • ¿Qué tipo de proyectos se han puesto en marcha y qué sectores han impulsado esta formación en los últimos meses?

Fundamentalmente proyectos de empresas que mantenían la formación exclusivamente presencial y en este momento han visto la posibilidad de dar un paso adelante, hacia una formación de calidad, más moderna, flexible y que mantenga el acceso permanente al profesor. También ha sido clave garantizar la gestión de las bonificaciones cumpliendo las directrices establecidas. Por sectores nos hemos acercado especialmente a aquellos en los que la necesidad era mayor como son sanidad y hostelería, también por una cuestión solidaria como citaba anteriormente. Aunque los últimos estudios hablan de cierta mejora en el nivel de idiomas de los españoles, no acabamos de remontar nuestro nivel en relación a otros países.

  • ¿Qué palanca deberían usar las empresas para motivar a sus profesionales en este aprendizaje?

Si hablamos de estudios sobre el nivel de idiomas, es importante indicar aquí que el mayor estudio de este tipo es el que lleva a cabo anualmente EF, el English Proficiency Index (EPI) que analiza los resultados de más de 2,2 millones de adultos personas de 100 países. En este estudio podemos observar que España está en el puesto 34 a nivel mundial, por detrás de otras economías relevantes como Alemania, Francia, Italia e incluso por detrás de Grecia y Portugal. Pienso que la primera palanca debe estar en nuestro sector. Son las empresas cliente y Recursos Humanos en particular, quiénes deben exigir a sus proveedores de formación en idiomas resultados medibles y servicios y contenidos motivadores y de calidad, adecuados para el cumplimiento de objetivos.

Debe haber una corresponsabilidad en los resultados. Obviamente la otra palanca que mueve a un empleado a formarse es la necesidad, sea en idiomas o en cualquier otra área. En España aún existen programas de formación en idiomas que conservan cierto componente de beneficio social, comprensible en muchos casos, pero que sin duda no facilita la obtención de resultados positivos en términos de aprendizaje del idioma. Aquí Recursos Humanos afortunadamente hace años que está evolucionando hacia modelos más profesionales.

 

En EF, ayudamos a algunas de las compañías de mayor crecimiento en el mundo a evaluar el nivel de inglés de sus equipos y a formar y desarrollar a sus empleados hasta su máximo potencial a través de programas de inglés específicos para cada puesto, asegurando que se cumplan sus estándares de competencia. Estamos convencidos de que la innovación en la formación de idiomas de los empleados es necesaria para maximizar el aprendizaje y ofrecer soluciones formativas de alto impacto en la empresa y con ello superar uno de los mayores retos para RRHH, sacar el máximo potencial de sus personas.

Conoce la oferta de idiomas de EF

Comparte este artículo