Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas 

Formación de idiomas a medida: por qué no existe una solución única para todos

Cuando se trata de aprender, todos somos diferentes y, al igual que la forma en que adquirimos nuevos conocimientos, las plataformas de aprendizaje que utilizamos deben ajustarse y adaptarse a nuestras necesidades y estilos individuales.

¿Recuerdas cuando estabas en el colegio y tuviste que prepararte para un examen de inglés? Es posible que tu profesor te recomendara usar tarjetas de vocabulario, escuchar grabaciones en inglés o escribir notas de clase para aprender de manera efectiva. La verdad es que, cuando se trata de aprender idiomas, no existe una solución única para todos.

Según el British Council, una de cada cuatro personas en el mundo habla inglés. De estos, los hablantes nativos son superados en número por los no nativos en una proporción de 1:4. Como era de esperar, esto significa que las instituciones educativas, como las de formación corporativa, deben atender no solo a un gran número de estudiantes, sino también a una amplia variedad de estilos y necesidades de aprendizaje. Cuando se trata de formación en idiomas, las soluciones de aprendizaje deben desarrollarse de una manera que optimice el aprendizaje para cada individuo y ayude a alcanzar sus metas personales.

Imagina que eres un profesional de la industria de la aviación, donde necesitas comunicarte de manera efectiva con clientes en el soporte técnico o tal vez eres parte de la tripulación de cabina que trabaja con personas de todo el mundo. Probablemente necesitarás comunicarte en un idioma común, el inglés. También es probable que tus necesidades sean bastante diferentes a las de un profesional que trabaja en la industria farmacéutica o bancaria. Desde el vocabulario que utilizas hasta la forma en que te comunicas, en ambos casos se requerirá un tipo diferente de formación en idiomas, una que se adapte a las necesidades específicas de cada uno.

En EF, entendemos la necesidad de una formación de idiomas personalizada para que cada experiencia de aprendizaje sea relevante y significativa. Adaptando el contenido a las necesidades de los estudiantes, la industria, el puesto de trabajo y el vocabulario específico de la empresa siguiendo cuatro pasos clave.

4 pasos para personalizar tu programa de formación de idiomas:

  1. FIJAR LOS OBJETIVOS

    El primer paso para implementar cualquier programa de formación en idiomas con éxito es identificar cuáles son los objetivos clave de la empresa y cómo el programa de idiomas va a ayudar a alcanzar estas metas. Estos objetivos luego formarán los puntos de partida para el éxito.

    La comunicación efectiva en esta etapa es crítica. La dirección y el enfoque del programa se configuran en este punto del proceso.

  2. EVALUAR NECESIDADES

    Una vez que se han identificado los objetivos y se ha establecido la necesidad, evaluamos en qué plazo se pueden lograr los objetivos de la empresa. Para garantizar que estos objetivos sean personalizados y alcanzables, es importante conocer el nivel de cada alumno a través de las pruebas de nivel de idioma. Intentar enseñar a alguien a correr antes de que pueda caminar es una fórmula poco probable para el éxito.

    Esta prueba inicial de nivel ayudará a ambas partes a comprender mejor cuál es la competencia lingüística actual de la empresa y cuál es la mejor manera de dar el siguiente paso. Ya en esta etapa, ofrecer una prueba de evaluación individualizada es crucial. Si la fluidez en un idioma es crítica para la eficiencia general de la empresa, el nivel de la prueba puede modificarse según esa necesidad. Es posible que algunas personas necesiten poder leer y escribir documentos complejos, mientras que otras encuentran que a través de una comunicación verbal clara pueden lograr la máxima productividad.

  3. PERSONALIZAR A SUS NECESIDADES ESPECÍFICAS

    Las diferentes organizaciones, o posiblemente diferentes equipos dentro de una organización más grande, pueden requerir diferentes soluciones. Adaptar el programa de formación en idiomas a una industria específica, un puesto de trabajo o un vocabulario específico de la empresa es vital para el éxito.

    Las metas deben ser manejables y relevantes para las responsabilidades y objetivos laborales específicos del alumno. Esto se puede lograr con contenido diverso, flexible y atractivo que cubra una amplia gama de necesidades de aprendizaje.

  4. ENTREGAR Y HACER SEGUIMIENTO DE LOS RESULTADOS

    Finalmente, una vez que se han establecido esos objetivos, se han identificado los niveles de idioma iniciales de los empleados y se ha adaptado el curso, el programa debe implementarse de la manera más oportuna. Pero la diversión no termina ahí: el aprendizaje debe ser permanente.

    Es necesario contar con un centro de informes las 24 horas, los 7 días de la semana, donde se pueda monitorear y prevenir una posible disminución en el aprendizaje. Se pueden enviar mensajes motivadores individualizados y recordatorios específicos a los alumnos para mantenerlos animados hacia el estudio, con el objetivo de motivarlos a explorar las miles de horas de contenido disponible. A través de esto, se pueden despertar nuevas curiosidades y los alumnos pueden alcanzar sus objetivos de estudio.

 

En conclusión, no existe una solución única para todos, y tu programa de formación en idiomas no debería ser diferente.

En EF, unimos fuerzas con Avianca Airlines, la marca comercial que representa a las aerolíneas latinoamericanas para ofrecer una formación en idiomas personalizada a 2.500 empleados.

Estos empleados de Avianca se encuentran actualmente en puestos de cara al público y, por lo tanto, tienen una necesidad urgente de mejorar sus habilidades lingüísticas para comunicarse de manera efectiva.

Con el fin de que la formación en Avianca sea relevante, significativa y maximizar los resultados, EF adaptó el programa a sus necesidades específicas, incluida la formación de primera línea para la tripulación de cabina y los cursos para el personal de mostradores en aeropuertos.

Al igual que la forma en que aprendes; tu proveedor de formación en idiomas debería poder adaptarse a las necesidades específicas de tu empresa.

En EF nos aseguramos de que nuestros programas de formación corporativa sean atractivos y estén completamente adaptados a las necesidades de tus empleados. A través de nuestro proceso de cuatro pasos, proporcionamos formación a millones de estudiantes que tienen diferentes necesidades para garantizar que el aprendizaje sea divertido y personal para cada uno de ellos.

Alcance objetivos estratégicos Descubre más

Comparte este artículo