Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas 

El desajuste de prioridad de formación: habilidades de la futura fuerza laboral

¿Recuerdas cuáles eran las habilidades más buscadas en tu campo hace solo unos años? ¿Cuánto han cambiado? Probablemente te darás cuenta de que las prioridades de formación de la futura fuerza laboral son muy diferentes a lo que se buscaba hasta ahora. En este mundo en constante cambio, solo podemos esperar que la demanda de habilidades blandas y duras continúe evolucionando rápidamente.

La mayoría de las empresas parecen centrarse hoy en la innovación, el pensamiento creativo y la gestión del cambio para tener éxito en el futuro. Pero es importante priorizar las capacitaciones que maximizarán el desarrollo de la fuerza laboral existente para garantizar que los empleados estén contentos, comprometidos y motivados y luego atraer talentos altamente calificados para seguir siendo competitivos en el futuro.

El desafío para RR.HH. hoy es reevaluar cómo utilizar la innovación para crear una fuerza laboral adecuada para el futuro, particularmente en un mundo cada vez más globalizado. El aumento de la competencia y el menor gasto del consumidor también significa que las empresas están tratando de hacer más con menos, lo que genera un mayor estrés y fatiga de los trabajadores.

Los líderes empresariales comprenden la importancia de armar a sus empleados con las habilidades para el siglo XXI, y la formación es una parte importante de la mayoría de los presupuestos. Pero, ¿ se emplean los recursos de formación en los campos correctos?; ¿ están alineados con las necesidades del negocio que generan la cuenta de resultados?

Nuestra investigación reciente donde entrevistamos a más de 600 ejecutivos senior de organizaciones globales, muestra 3 habilidades cruciales en las que las organizaciones necesitan formar a sus empleados.

3 prioridades de formación para empoderar a la futura fuerza laboral:

  • Compromiso y liderazgo de los empleados:

El liderazgo es reconocido como la mayor prioridad para la formación de talentos en los próximos 5 a 10 años. Permitirá a las empresas maximizar la eficiencia para alcanzar los objetivos comerciales. Pero debido a la falta de tiempo o habilidades, las organizaciones no se sienten seguras de brindar esta formación.

La motivación no ha sido reconocida como una prioridad de formación, al ser una de las habilidades que las organizaciones tienen menos confianza a la hora de ofrecérsela a sus empleados. La razón parece ser simple. Las organizaciones tienden a motivar a los empleados a través de recompensas financieras y, sin este tipo de incentivos, motivar puede llevar mucho tiempo.

Sin una fuerza laboral altamente motivada, los objetivos comerciales se vuelven más difíciles de alcanzar y pueden ser una causa importante de una alta rotación de empleados. No hay duda de que las organizaciones deben centrarse en la motivación de los empleados antes de buscar otras formas de mejorar el rendimiento.

  • Creatividad y Flexibilidad:

El pensamiento creativo es visto como una prioridad de formación de talentos. Sin embargo, no es una habilidad fácil de entrenar. Al igual que con el compromiso de los empleados, es probable que las claves para fomentar la creatividad se encuentren en medidas que brinden nuevas experiencias y situaciones de desarrollo, como aprender sobre nuevas culturas o asumir nuevas tareas. La mayor barrera para fomentar la creatividad es la falta de conocimientos sobre cómo hacerlo.

La flexibilidad es una habilidad esencial en el mundo de los negocios que cambia rápidamente. Los empleados deben ser ágiles y flexibles para adaptarse al cambio de manera eficiente. Una vez más, parece ser una habilidad que las organizaciones no están formando a sus empleados, principalmente debido a la falta de tiempo.

De hecho, la falta de tiempo es el principal problema en 10 de cada 21 desafíos a los que se enfrentan los empleados. Esto resalta la necesidad crucial de estrategias de recursos humanos eficientes y ligeras que puedan lograr resultados en un corto período de tiempo.

A pesar de que la falta de tiempo es el principal impulsor para la entrega de ciertas habilidades, no es un área que se pueda mejorar mediante la formación y, por lo tanto, no figura como una prioridad de capacitación.

  • Lenguaje y comunicación:

Las habilidades de lenguaje y comunicación son esenciales para atraer talento internacional, aprovechar nuevos grupos de talentos que pueden haber estado fuera del alcance en el pasado y seguir siendo competitivos en el mundo de los negocios internacionales.

El negocio cada vez más globalizado significa que la necesidad de comunicarse de manera efectiva a través de las fronteras solo continuará creciendo.

El dominio de los idiomas, como el inglés, el idioma del lugar de trabajo moderno, permite la colaboración internacional y el acceso a las mejores mentes en las diferentes industrias, lo que permite a los empleados mantenerse al tanto de las mejores prácticas internacionales.

 

Si bien estas 3 prioridades de formación son cruciales para la futura fuerza laboral, hoy no es donde se encuentran las prioridades formativas de la mayoría de las empresas. Las empresas necesitan realinear urgentemente su inversión en recursos humanos para asegurarse de que su fuerza laboral esté motivada y feliz donde están. De lo contrario, su inversión en formación podría ser una pérdida de dinero cuando los empleados se vayan.

Empodera a tu futura fuerza laboral Solicita información

Comparte este artículo