Nuestros programas
Filtrar

Programas en Munich

Vente a estudiar alemán en Munich y verás cómo tus destrezas lingüísticas mejoran, a la vez que disfrutas de tiempo libre tras las clases para explorar esta hermosa ciudad del sur de Alemania. Los impresionantes Alpes Bávaros están muy cerca, si te gusta hacer senderismo o esquiar. Aprender alemán en Munich es una forma efectiva y rápida de soltarte con el idioma.

Selecciona tu grupo de edad

EF Munich

Aprender alemán en Munich es una experiencia inolvidable. Allí conocerás a estudiantes procedentes de todo el mundo y juntos mejoraréis vuestras destrezas lingüísticas a pasos agigantados. Los programas de alemán emplean métodos de enseñanza innovadores, basados en la comunicación, para asegurar que el tiempo de clase se dedica a hablar el idioma. Los cursos incluyen actividades y excursiones planificadas para ayudarte a que disfrutes de Munich y sus alrededores con tus nuevos amigos de clase y sin preocupaciones. Y puesto que ofrecemos cursos de varios niveles de intensidad, podrás dar con el equilibrio perfecto entre clases y tiempo libre. Independientemente del programa que elijas, puedes estar seguro de que te lo pasarás en grande mejorando tu alemán en Munich.

Explorar Munich y sus alrededores

Venirse a estudiar alemán en Munich implica pasar una temporada en una zona de Europa particularmente atractiva. Conocer la ciudad y sus alrededores es una parte importante de tu experiencia de inmersión lingüística y cultural. Por eso nuestros programas ofrecen actividades como los recorridos guiados por Munich y las excursiones al famoso castillo de Neuschwanstein, los Alpes bávaros y otras ciudades cercanas donde se habla alemán, como Salzburgo y Zurich. Durante tu estancia en el extranjero también podrás participar en actividades de ocio como el karting, el karaoke o los bolos. Si buscas información sobre los mejores parques, las cervecerías legendarias o los conciertos en Munich, solo necesitas preguntar a nuestro asesor de programa. Verás cómo aprender alemán en Munich no está reñido con pasárselo bien.